Historia de la panificadora

Juventino Becerril llego a la ciudad de Guadalajara hace 30 años. Siendo trabajador de “Panadería Paloza” comenzó a adentrarse en el negocio del pan y desde muy corta edad mostró su interés por esta industria. Siendo aún chofer de reparto se fijó la meta de tener una panadería  propia como en la que en aquel tiempo trabajaba con el objetivo de ayudar a su familia.  En 1996 Juventino, con mucho esfuerzo y obstáculos de todo tipo, decide emprender el camino con Panificadora Angelita Becerril. El inicio no fue nada sencillo. Gracias al apoyo moral y económico de su familia y de préstamos con intereses muy elevados fue que logró sentar las bases de la panificadora.

El primer local

Fue de 300 metros cuadrados, mismo que comenzó a construir desde los 15 años de edad. Le tomó tres años lograr inaugurarlo y lo nombró “Panificadora Angelita”, en honor a su madre.
Las instalaciones siempre han estado ubicados en la Colonia “Vista hermosa”, el primer domicilio fue “Vista Campestre 1079”. En la actualidad “Panificadora Angelita Becerril” se ubica cruzando la calle en Mirador al Sol 1079). Juventino Becerril decidió quedarse en dicha zona por amor a la colonia y a su gente.

Primeras producciones y ruta

Eran solamente de birote, posteriormente inició con la panadería e hizo una nueva ruta de reparto, compró maquinaria que en sus inicios era sencilla y rudimentaria pero le permitían cumplir con sus pedidos.
La primera ruta distribuía pan tradicional como “conchas”, “calvos”, “semas”, “cortadillos”, “ojo de buey” y variedad de galletas mismas que hasta la fecha se siguen trabajando. En ese entonces ya se elaboraban un promedio de 3000 piezas de pan que se distribuían en charolas.
El Sr. Juventino no contaba con mucho personal, por lo que tenía que ocuparse del reparto, la toma de pedidos, la operación de la panificadora y las labores administrativas.

Hoy

Juventino Becerril busca día a día actualizarse y estar a la vanguardia. Se mantiene abierto al cambio, a la innovación  y a las nuevas tendencias de la industria tanto en procesos de fabricación como administrativos, tecnológicos y tendencias de comunicación para siempre tener novedades que ofrecer a los clientes de “Panificadora Angelita Becerril”

La visión de Juventino Becerril siempre ha sido que su panificadora sea la mejor. Destacar por su trabajo, la calidad de sus productos, tener el mejor servicio y siempre dar lo mejor. Todo esto dio como resultado que su negocio haya alcanzado las magnitudes que ahora tiene, la organización con la que ahora cuenta y el haberse convertido en  el  líder local en la venta de  pan a granel.

Maquinaria

La maquinaria y  equipo con el que cuenta “Panificadora Angelita Becerril”  ha venido mejorando y evolucionando con la tecnología más moderna, misma que lo ha llevado a adquirir maquinaria de la más alta calidad  en Estados Unidos, Canadá y Europa misma que le ha permitido mejorar sus procesos y la eficiencia en su producción.

Constantemente asiste a expos alrededor del mundo para actualizarse, buscando la innovación y las actualizaciones más creativas e innovadoras teniendo siempre en claro jamás perder sus procesos artesanales en la confección del pan, tradición que cuida en todo momento.   Se han fabricado máquinas especiales para la elaboración de su pan así como adaptaciones con el objetivo de brindar la más alta  calidad en la elaboración sin sacrificar el incomparable sabor del  pan tradicional.